Hoy 13 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Sepsis, una patología que provoca 17.000 muertes al año en nuestro país.

Este día se celebra para concienciar de su importancia y aumentar el conocimiento que la población tiene sobre la sepsis, con el objetivo de disminuir la cifra de fallecidos.

Madrid 13 d septiembre de 2018: la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y la Fundación para el Progreso de la Educación y la Salud (FPES) han organizado en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, un encuentro con periodistas de cara a aumentar su conocimiento sobre esta enfermedad y así poder transmitir a la población general como identificarla y actuar ante la sospecha de poder sufrir una sepsis.

Qué es la sepsis

La sepsis es una reacción anómala del organismo ante una infección provocada por bacterias u otros microorganismos que conduce a una disfunción de los órganos vitales. Requiere de un tratamiento precoz e intensivo para mejorar su pronóstico. El 14% de las atenciones realizadas en urgencias son debidas a un proceso infeccioso. De entre ellas, el 6% de los pacientes presentan sepsis. Su incidencia es de 3 por cada 1.000 habitantes, aumentando con la edad hasta alcanzar el 13,1 por 1.000 habitantes en la población mayor de 65 años. Su incidencia es mayor que otros procesos frecuentes con el infarto o el cáncer.

sepsis_web.jpgLa mortalidad de la sepsis está entre 3-4 pacientes por cada 10 afectados en función de las series (30-40%). El reconocimiento y tratamiento del paciente con sepsis de manera temprana es clave para mejorar su supervivencia, por lo que estamos ante una enfermedad tiempo-dependiente.

En los países más desarrollados, la sepsis aumenta en una proporción anual de entre 8-13%, y cada año la sufren en España 50.000 personas, de las que fallecen 17.000 enfermos, una cifra muy superior a los fallecidos por infarto de miocardio o accidente de tráfico.

Los signos y síntomas de alarma que deben hacer buscar ayuda médica son la presencia, en el contexto de una infección, de alteración del nivel de consciencia, dificultad respiratoria, aumento de la frecuencia cardiaca o respiratoria, náuseas o vómitos o hipotensión.

La población más susceptible a sufrir sepsis son los ancianos, diabéticos, pacientes con enfermedades crónicas, pacientes con cáncer, o inmunodeprimidos.  El incremento de esta población, el uso más habitual de dispositivos implantables o el aumento de infecciones por microorganimos resistentes a los antibióticos, hacen que la incidencia de la sepsis se incrementa año a año, así como el número absoluto de muertos.

Cómo actuar ante una sospecha de sepsis

La identificación temprana del paciente con sepsis es fundamental ya que para reducir su mortalidad es imprescindible comenzar el tratamiento precozmente. Cada hora de retraso en el inicio del tratamiento antibiótico eficaz conduce a un incremento de mortalidad del 7,6%Por este motivo, ante la presencia de cualquiera de los signos de gravedad referidos previamente es aconsejable contactar con el teléfono de emergencias 112, de cara a valorar la activación del Código Sepsis.

Código Sepsis

La rápida intervención de los servicios de urgencias y emergencias, así como la activación por su parte del Código Sepsis hará que se movilice el protocolo multidisciplinar en el que están implicados, enfermería, urgenciólogos, intensivistas, internistas y microbiólogos. La actuación protocolizada en la atención de los pacientes con sepsis conduce a una importante reducción de la mortalidad.